¡Hola a todos! Si, ese soy yo. Ese chaval con barba, septum, gorro, bufanda y un poco cara de no saber muy bien que hacer en la vida.

Mi nombre es Javi (ya casi somos amigos). Javier, me llamaba mi madre de pequeño cuando se enfadaba así que está prohibido, jajaja. Me apasiona la fotografía y cualquier forma de expresión artística.

Si has llegado hasta aquí, es por que de una forma u otra te gusta mi manera de mirar al mundo. Si estás pensando en tener un maravilloso recuerdo de un momento especial en tu vida. Sea el que sea, entonces ya tenemos algo en común. Me encantaría sentarme con vosotros, tomar un café y que me contarais de que se trata. Es muy importante que mi fotografía encaje con vosotros y para eso, nosotros tenemos que encajar también. A continuación os cuento un poco como soy para que os hagáis una idea de lo importante que puede llegar a ser vuestro “momento especial” para mí.

No podría definirme únicamente como fotógrafo. Soy cantante, técnico de sonido, un poco videógrafo y según me levante, alguna cosa más que me de por aprender. Lo que sí que soy sin lugar a dudas, es inquieto, curioso, detallista, alegre, soñador y un poco cabezota.  Me encanta la naturaleza. Soy un gran amante de los animales y por si fuera poco, vegano. Tengo dos perros adoptados. Pancho y Kuka, mis dos soles. Me hace ilusión que los conozcáis.

Hace años me di cuenta de que la vida estaba llena de cosas increíblemente bonitas. Pero todas tenían algo en común. El AMOR. Para mí, el AMOR, no es el típico “te quiero” que se dice cuando dos personas se despiden por teléfono. Para mí, es ese sentimiento que brota cuando realmente te das cuenta de lo conectados que estamos todos los seres vivos de este planeta. Esa sensación que te toca por dentro y te zarandea en la felicidad y en el dolor. Para mi el AMOR es tomar partido en la vida. Es ser capaz de sentir lo que te rodea y actuar en consecuencia. Es en definitiva, sentirme vivo.